martes, 23 de junio de 2015

Outfit of the day 29: 90's kid




"And I'm turning to the horoscope
And looking for the funnies
When I'm feeling someone watching me
And so I raise my head"



Camisas anchas, calcetines muy altos, bambas blancas, coleta de caballo... Si hace 5 años los 80 eran los protagonistas en el mundo del pret a porter, es indiscutible que "el ahora" es de los 90. Os dejo con estas fotos, hechas en un más que caluroso día de verano en Barcelona, con un look con prendas de Bershka, Pull & Bear, ASOS y Cheap Monday. Sí, por fin comienza el verano, con varios viajes en el horizonte, y en apenas unos días la 080 Barcelona Fashion. Este año va a ser al que más desfiles acuda, así que os podéis imaginar lo emocionado que estoy. Estad atentos que os iré contando. Besos.

Oversize shirts, high socks, white sneakers, high ponytails... If 5 years ago we were living under the "80's domination" in the pret a porter world, it's undeniable that 90's are rocking fashion right now. Here are some pictures taken in a very warm day in Barcelona, wearing Bershka, Pull & Bear, ASOS and Cheap Monday. And yes, summer is finally here, with some trips coming up, and 080 Barcelona Fashion starting in less than 10 days. This year I'm attending many shows, so you can imagine how excited I am. Stay tuned for more, because I'll be covering some of those fashion shows here. Kisses.



OUTFIT OF THE DAY #29

Jeans / Vaqueros : Spray on skinny jeans Cheap Monday
Sneakers / Zapatillas : Bershka
T-Shirt / Camiseta : ASOS
Socks / Calcetines : American Apparel
Sunnies / Gafas de sol : Pull & Bear



Follow me on Instagram 

















domingo, 21 de junio de 2015

LONDON COLLECTIONS MEN 2015



Dando el pistoletazo de salida a una serie de semanas de aquí a Julio, en las que la moda va a ser la protagonista en ciudades como Paris, Nueva York, Barcelona o Milán, tenemos la London Collections Men, en la que los diseñadores británicos muestran sus propuestas de ropa masculina para la primavera verano de 2016. A grandes rasgos, siluetas relajadas, una mirada al pasado y tonos brillantes son los principales conceptos que podemos extraer de esta pasarela. He aquí un resumen de los mejores desfiles.

Starting a month of fashion frenzy in cities like Paris, New York, Barcelona or Milan, here is London Collections Men, a fashion week in which british designers show their menswear collections for spring/summer 2016. Roughly speaking, relaxed silhouettes, a look at the past and bright tones are the concepts that we can extract from many of the shows. Here's the best that has been shown by UK designers


CHRISTOPHER SHANNON
Aún enamorado de su colección de 2013 en la que los modelos iban adornados con pequeñas flores, Christopher Shannon se entrega en esta colección a la inconografía con sus prendas de punto en la que podemos ver su nombre grabado en un mechero de Zippo, las prendas oversize, siluetas de pantalones más anchas y relajadas, acompañadas de calzados pesados que alzan a los modelos sobre la jungla urbana para la que los prepara.

Still in love with her 2013 s/s collection, in which the models faces were embroidered with tiny flowers, Shannon commits himself to iconography in his latest show: Knitwear with his name on Zippo lighters, oversized sweaters, wider and more relaxed silhouettes for pants and heavy footwear that raise the models above the concrete jungle they're ready for.

COACH
Queda claro que Coach no sólo significa "bolsos". Con una de las presentaciones más aptas para el "pret a porter" comercial, Coach se adentra en un terreno hasta hace poco unicamente reservado al Atelier de Donatella: prints psicodélicos, animal print, colores chillones, pero todo encontrando un balance al ser mezclados con negros, prendas tipo trench y sneakers tipo Vans. La mejor manera de alegrar un típico día gris londinense, aunque quizás más apto para Miami.

It is clear that Coach not only stands for bags. With one of the most commercial presentations of the Fashion Week, Coach ventures in a territory assumed to be Versace's property: phsychodelic colors, animal print, bright tones but all very well balanced mixed with darker tones, items such as trenchs and Vans shaped sneakers. The best way to brighten up a typical grey day in London, though maybe more suitable for Miami.

J.W. ANDERSON
Tras ver la línea general de la London Collections Men, una cosa está asegurada: parece que el predominio del pantalón pitillo se acaba. J.W. Anderson va más lejos y propone una colección basada en el azul, el blanco y el rojo, con un corte oriental que recuerda a las prendas de los samurais de Japón. Oriente en la silueta, y el Tate Modern en la iconografía en esta exitosa fusión de estilos.

The general feel during London Collections Men tells us something: The "skinny jeans silhouette" reign is about to finish. J.W. Anderson takes that even further with a collection based on blue, white and red, in which some of the clothes remind us of japanese samurai garments. East regarding the silhouettes but the prints give us "Tate Modern". One of my favs from this fashion week.

MATTHEW MILLER
Azul y beige. Prenda sobre prenda y "la arruga es bella". Efectiva y sencilla es la colección de Matthew Miller, en la que ejecuta a la perfección y con un toque futurista el look "formal". 

Blue and beige. Overlaping items and "wrinkle is beautiful". Effective and simple is the collection designed by Matthew Miller, in which he executes to perfection the "formal" look with an edgy touch.

SIBLING
Una de las colecciones que más ha dado que hablar: si mezclamos el vintage americano, el punto, la iconografía pop de los 50, el rugby, y un aire de desenfado parecido al de The Blonds, tenemos la ultima colección del trio Sibling. Modelos totalmente metidos en su papel de "jocks", únicamente ataviados con pompones de animadoras y monos cortos de punto. Si hay algún sitio donde jugar con el papel de la masculinidad, es en Londres.

One of the most talked about collections. If we mix american vintage, knitwear, 50's pop iconography, rugby and a "The Blonds" flavour we get the latest collection from Sibling. Models only wearing cheerleader pompons, flashing their booties to the audience sounds like a fun show to attend to. And, if there's any place to experiment with the role of masculinity, that place is London.

TOPMAN DESIGN
El hermano pequeño de Topshop es una de las citas más esperadas siempre en la fashion week londinense. Reafirmando la desaparición del corte "skinny", Topman echa la vista atrás a los años 70, con una inspiración en las Midlands británicas. Patas de elefante, chaquetas de cuero llenas de pegatinas, y un estilo vintage que  es más propio de los mercadillos de la Brick Lane. Una mezcla de añoranza y de sportwear aderezada con tonos caldero, pistacho, rojos y negros.

Topshop family's little brother is always one of the most hyped shows from the London Fashion Week.  Reaffirming the death of the "skinny" silhouette, Topman looks back to the 70's in the british Midlands. Elephant pants, letaher jackets full of colorful patches, and a vintage style taken from Brick Lane flea markets. A mix of hankering and sportwear accompanied by beige, pistachio, red and black.

JAMES LONG
Por último, y no por ello menos importante, las propuestas de James Long, a caballo entre Custo Barcelona y Jil Sander. Unas combinaciones de colores y texturas exquisitas dan como resultado esta colección desenfadada al más puro estilo londinense.

Last but not least, James Long designs that come off as a mixture between Custo Barcelona and Jil Sander. Color combinations and exquisite texture games give us this hearted collection. London at its finest.


¿Qué os parecen las tendencias que nos trae Londres?
What do you think of this british trends?


Follow me on Instagram 

















viernes, 19 de junio de 2015

BAD BLOOD VS BITCH I'M MADONNA



Tras varios días de ver arder Twitter con comparaciones, acusaciones provenientes de ambos bandos y memes, me veo en la obligación moral de escribir este artículo. Taylor Swift publicaba a finales de Mayo su vídeo más ambicioso hasta la fecha, Bad Blood, con una renovada versión de la mano de Kendrick Lamar, y una squad de amazonas guerreras formada por su grupo de "besties" celebrities. El pasado 17 de Junio, Madonna publicaba los visuales para su tercer single de "Rebel Heart", "Bitch I'm Madonna" junto a Nicki Minaj y nuevamente otro elenco de celebrities. ¿Se parecen  los dos vídeos? ¿Es necesaria esta comparación? ¿Taylor o Madonna? ¿Está Madonna intentándolo demasiado para la edad que tiene? ¿Que habrá esta noche para cenar? La respuesta a todo, aquí.


1. LOS DATOS

Vamos a dejarnos de guerras subjetivas de fans y a analizar las cifras objetivas. Bad Blood, dirigido por el magistral Joseph Kahn, viene acompañando al tercer single de la Swift, que indiscutiblemente está siendo LA (con mayúsculas) estrella de 2014/2015. "1989" lleva vendidas ya casi 9 millones de copias en todo el mundo, siendo el mayor disco desde "21" de Adele. El vídeo, batió el record de visitas en Vevo hasta entonces mantenido por el infame "Anaconda" de la Minaj, con unas impresionantes 20.7 millones de reproducciones, y a día de hoy va camino de los 230 millones. Madonna sigue llenando estadios como siempre, pero sus ventas están en un mínimo histórico: La filtración de medio disco meses antes de su salida al mercado, el poco éxito del primer single "Living For Love", el desgaste de 30 años de carrera y las nuevas reglas sobre el "streaming" hacían que Rebel Heart fuese su primer álbum en no alcanzar el número uno en EEUU desde "Ray Of Light". A día de hoy, el disco lleva unas 600.000 copias vendidas en todo el mundo, colocándolo a la par que álbumes como Britney Jean. Sin embargo, "Bitch I'm Madonna" con sólo 3 días en Youtube, va camino de los 11 millones de reproducciones, superando ya a "Ghostown" y en breves a "Living For Love".



2. EL HYPE
Como ya he dicho, Taylor Swift a sus 25 años se encuentra en el mejor momento, y en el que probablemente sea el "peak" de su carrera: cuatro vídeos monstruosos en apenas menos de un año, la mayor campaña de ventas de los últimos tiempos, y la nueva "princesa de américa". Los 80 fueron de Madonna, los 90 de Mariah, los 2000 de Britney, y todo indica que los 2010' serán o de Taylor o de Katy Perry. Precisamente gracias en parte al feudo que Taylor alimenta constantemente con esta última, el hype por el vídeo estaba por las nubes. Los 34 millones de seguidores de Swift estuvieron semanas viendo posters de películas con las celebrities que hacían cameos en el vídeo. Damos gracias a que Taylor sea simplemente una muy inteligente "business woman", porque llega a ser española y fijo que ella y su banda se enganchan con "La Keiti" al salir de la posada de las ánimas. Igualmente, cualquier vídeo de Madonna es un evento a nivel mundial, aunque teniendo en cuenta que la edad media de la fanbase de la Ciccone supera probablemente en 10 años a la de Swift, es innegable que Taylor gana por goleada en las redes sociales.



3. EL ELENCO
El mero hecho de tener a Beyoncé en tu vídeo significa que estás ganando en la vida. A pesar de que por problemas de horarios no pudieron coincidir en el set, Madonna gana este asalto a Taylor por goleada: Beyoncé, Kanye West, Miley Cyrus, Katy Perry, Alexander Wang, Rita Ora, Jon Kortajarena... los "squad goals" por antonomasia. La verdad es que si alguien puede reunir a esta serie de A-listers esa es Madonna. Puestos a pedir, ¿por que no completar con Britney, Justin Timberlake y Kylie para tener ya toda la realeza del pop unida en un mismo vídeo?.
Taylor tenía a todas en el set de rodaje, pero por muy espectaculares que saliesen Selena Gomez, Cara Delevigne, Ellen Pompeo o Ellie Goulding entre otras, la verdad es que éstas entran todavía en la categoría de B-Listers.



4. EL VÍDEO
Ni hay que decir que son totalmente distintos: En uno, Taylor Swift utiliza kilos y kilos de latex y más efectos especiales que Isabel Preysler en un reportaje para el Hola, para (básicamente) darle unas cuantas hostias a Selena Gomez. En el otro, Madonna se monta una rave en un hotel, muy a caballo entre We Can't Stop, Hung Up, y la toma única de "Give Me All Your Luvin". Es indudable que la técnica, la cinematografía y la realización es infinitas veces superior en Bad Blood, pero, ¿No estamos hartos ya de ver eso en el cine? quiero decir, es impresionante, se han gastado un dineral, pero para mi al verlo fue un "ok, so what's next?". Quizás porque la canción sea el peor de los 4 singles que ha sacado hasta ahora, quizás porque Taylor Swift está saturando demasiado el mercado musical o quizás porque al lado de vídeos como Toxic, (porque si, las comparaciones son MUY odiosas), Scream, Wrecking Ball o We Found Love palidece. "Bitch I'm Madonna" no es ni de lejos el mejor vídeo de Madonna, ni pasará a la historia acompañando a obras como "Like A Virgin", "Like a Prayer" o "Justify My Love" pero si es quizás su vídeo más llamativo desde Hung Up. Tened en cuanta que cuando Madonna tenía 25 años, la edad de Taylor, estaba a punto de publicar su álbum "Like a Virgin", con temas como "Material Girl" o "Into de Groove". ¿Estaremos dentro de 25 años cantando de memoria Bad Blood como lo hacemos con "Like A Virgin"? Ya os respondo a la pregunta: la respuesta es no.



5. LO QUE TAYLOR Y MADONNA TIENEN EN COMÚN
Hay algo que como conclusión me gustaría destacar. Taylor Swift es una de las mayores fuerzas en el mundo de la música, e igualmente lo es Madonna. En su vídeo, Taylor representa a una mujer fuerte, una amazona, y a pesar de tener en la vida real una imagen de corderito, para llegar a donde está ha tenido que luchar muy duro, tener una mente muy fría y calcular bien sus pasos. Tras 30 años de carrera, Madonna puede permitirse casi cualquier cosa, que el yugo de los medios de comunicación y de la sociedad en general va seguir llamándola "Vieja", diciéndole "estás acabada", "retírate" o "ya tienes una edad". Es increíble que en 2015, tanto mujeres como hombres sigan juzgando lo que una persona hace o deja de hacer en función de su sexo. Porque si. Porque esto sucede porque Madonna es una mujer. Porque cuando David Hasselhoff publica un vídeo de dudoso gusto musical y estético "es un puto amo", "la caña". Cuando Keith Richards a sus 71 años se sigue metiendo rayas es que "es un auténtico rockero". Cuando Sean Penn le saca 16 años a Charlize Theron es que "es un gentleman". Con más de 30 años en la música, 300 millones de discos vendidos bajo el brazo y un legado imborrable en la historia de la música, Madonna puede permitirse grabar con Diplo y Nicki Minaj, hacer twerking en sus vídeos, y salir a la calle en pijama mismo si quiere. Madonna y cualquier mujer. Así que lo que tanto Madonna y Taylor hacen en sus vídeos, que no es más que retratar mujeres poderosas, libres y seguras de si mismas tiene más valor del que aparentemente le damos.



Follow me on Instagram